TV Master

Loading...

viernes, 30 de abril de 2010

"Es extraño encontrar alumnos de postgrado que realmente se hayan trazado un itinerario formativo"


JORDI PADRÓ

Director de la empresa de proyectos de dinamizaciónde territorios Stoa, Propostes Culturals i Turístiques



EM: Entrevistador Máster
JP: Jordi Padró

EM: ¿Podrías explicarnos brevemente tu trabajo en el ámbito de la gestión cultural?
JP: En STOA trabajamos un equipo de profesionales que vinculamos las necesidades de preservación y uso del patrimonio al fomento del ocio cultural, procurando su integración en las políticas de desarrollo local. Elaboramos proyectos territoriales de desarrollo e interpretación del patrimonio: diseñamos y producimos museos y equipamientos patrimoniales y llevamos a cabo acciones formativas para los profesionales del sector.

EM: ¿Cómo te planteaste y cómo llegaste a trabajar en este sector?
JP: Siempre he trabajado en el ámbito de los museos y del patrimonio cultural. Mientras estudiaba Historia en la Universidad de Barcelona ya estaba colaborando en un museo local. Más tarde, entre de muy joven en la administración pública cultural. Después de 9 años en le sector público, en el ámbito de la gestión museística, decidí dar el salto y dirigí un servicio de estudios y proyectos en una fundación privada dedicada a la promoción y desarrollo del patrimonio cultural. Cuatro años y medio más tarde decidí dar un nuevo enfoque a mi trabajo y fundé la empresa STOA.

EM: ¿Cuál es tu background formativo y cómo te ha ayudado tu formación a alcanzar la posición que ocupas y a desarrollar los proyectos que realizas?
JP: La mejor formación en este ámbito se obtiene, sin duda, de la práctica profesional. La formación universitaria en este campo es limitada y alejada de la realidad y de las necesidades del sector. En mi caso, la formación universitaria como historiador me aportó una base cultural y metodológica pero, realmente, aprendí –y aprendo aún hoy- de la praxis profesional cotidiana. En su momento, también me fueron de gran utilidad los cursos de museología que hacía la Generalitat de Catalaunya en la década de los 80 y más tarde, el hecho de ser alumno del primer máster sobre esta temática realizado en España.

EM: ¿Cómo ves el futuro profesional del sector? ¿Qué posibilidades tienen las personas que quieran incorporarse en los próximos años? ¿Qué condiciones deberían tener estas personas?

JP: Sin duda, los ámbitos de gestión y comunicación del patrimonio, la museología y el turismo cultural y ecológico están en plena efervescencia y la cantidad de personas ocupadas no ha parado de crecer en la última década. En proporción, está creciendo más el sector privado y el tercer sector (fundaciones y asociaciones) que el sector público. El problema es que se trata de un campo profesional que tiene un gran atractivo y atrae a muchos recién licenciados y, por tanto, la demanda es muy superior a la oferta. Hay que reconocer que no es fácil introducirse en este mundo. Por otro lado, hay muchas posibilidades para los emprendedores que tengan un buen proyecto entre manos, pero se requieren ideas claras y mucha madurez y capacidad de gestión.

EM: ¿Cómo te planteas tus clases en el Máster en Cultura Histórica y Comunicación? ¿Qué objetivos intentas transmitir a los estudiantes?
JP: Intento transmitir reflexiones y planteamientos adquiridos a partir de la experiencia concreta. Las bases teóricas, conceptuales y metodológicas son fundamentales pero han de sustentarse en todo momento en una praxis concreta, en una realidad basada en los proyectos que se están llevando a cabo en la actualidad.

EM: ¿Qué opinión te merecen los estudiantes que has tenido hasta ahora? ¿Cuáles crees que son sus puntos débiles y sus puntos fuertes?
JP: Hay una gran diversidad de alumnos, tanto en su procedencia, conocimientos previos, referencias teóricas, etc. Los estudiantes, por regla general cada vez tienen un mayor conocimientos del sector del ocio cultural y del turismo, aunque sólo sea por su experiencia como consumidores y usuarios, y están familiarizados con las nuevas tecnologías de la comunicación del patrimonio.
Entre los inconvenientes podemos mencionar que es extraño encontrar alumnos de postgrado que realmente se hayan trazado un itinerario formativo que les lleve a una capacitación y especialización en un ámbito concreto que aspire a poder desarrollar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario